El planteamiento presidencial para convertir al Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) en una dependencia social y productiva redundará en una mayor inversión por parte de los gobiernos locales y regionales, destacó el especialista en descentralización, Javier Azpur.

“Una revisión del SNIP y de los procedimientos de formulación y de diseño presupuestal, nos parece un planteamiento positivo”, declaró.
Azpur, coordinador ejecutivo del grupo Propuesta Ciudadana, consideró importante que la reforma establezca que cada nivel de gobierno regional, provincial y distrital, mantenga su autonomía en el diseño e implementación de los proyectos de inversión. De igual manera, dijo que la Contraloría General debe garantizar el buen uso de los recursos que se manejen en esas instancias.
Asimismo, el especialista destacó la importancia de impulsar un mayor gasto fiscal en un contexto de crisis internacional, a fin de compensar el eventual descenso de la inversión privada e impulsar el crecimiento económico.
“Me parece que va en el sentido correcto. Cuando se habla de proyectos de menor cuantía no significa que éstos no deban ser formulados con la exigencia de calidad que todo plan de ese tipo demanda.”
En ese sentido, señaló que es necesario que el Ministerio de Economía dialogue con la Asociación de Municipalidades del Perú (Ampe), la Red de Municipalidades Rurales del Perú y la Asamblea Nacional de Gobiernos Regionales respecto a la reformulación del SNIP, porque estas instituciones conocen donde están “los cuellos de botella” en lo que concierne a la inversión.
“Creo que es bueno que se pueda repensar en conjunto y en una perspectiva de afirmar la autonomía que tiene cada nivel de gobierno. Eso me parece muy importante”, subrayó Azpur.

A propuesta de los municipios
Por otro lado, el pasado fin de semana la Ampe presentó al Ministerio de Economía y Finanzas, una propuesta para modificar el SNIP.
Esta consiste en flexibilizar sus parámetros de formulación y evaluación, como los estudios de oferta y demanda, líneas de corte e indicadores de rentabilidad acorde a las realidades locales. Para ello, se propone tomar en cuenta la tipología elaborada para el Plan de Incentivos Municipales.
Asimismo, se plantea la elaboración de proyectos mancomunados, porque éstos tienen mayor impacto en la población y permiten que las municipalidades pequeñas ejecuten proyectos de envergadura que individualmente no podrían realizar. A la vez, se estima necesario corregir la existencia de perfiles menores y de menor cuantía por la facilidad en su ejecución, que atomiza y desperdicia la inversión pública.

Para proyectos sociales
Del mismo modo, la Ampe propone que se permita a las municipalidades orientar parte de sus recursos a proyectos sociales, productivos y ambientales, que tendrían incidencia directa en la lucha contra la pobreza, la inclusión social y la productividad del país.
Entre estas iniciativas se encuentran piscigranjas, la conservación de restos arqueológicos, el mejoramiento de tierras con regadío, la construcción de pequeñas represas, la captura de lluvia y la protección y mejora de ganado, entre otros.
También se plantea que en el Valle de los Ríos Apurímac, Ene y Mantaro y en lugares apartados de la Amazonía, como Purús, Iñapari, Iscozacin y otros, se aplique un SNIP diferenciado y mucho más ágil, a fin de mostrar resultados en el corto plazo y se refuerce las estrategias aplicadas por el Estado en esas zonas.
“Esperamos que con la propuesta presentada al MEF, el anuncio del presidente Ollanta Humala de reformar el SNIP se concrete a la brevedad posible”, expresó el presidente de la Ampe, César Acuña.

Con sustento
Las modificaciones planteadas por la Ampe al SNIP fueron elaboradas por especialistas financiados por el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo.
Éstas se desarrollaron después del taller de evaluación del referido sistema, realizado el 10 de julio, con participación de técnicos del Ministerio de Economía y Finanzas, la Secretaría de Descentralización de la Presidencia del Consejo de Ministros y la Asociación Nacional de Gobiernos Regionales.
El SNIP es un sistema administrativo del Estado que certifica la calidad de los proyectos de inversión, buscando la eficiencia en el uso de los recursos, sostenibilidad en la mejora de la calidad de los servicios públicos intervenidos por los proyectos, y un mayor impacto socioeconómico.
No obstante, el sistema es responsabilizado, principalmente por las autoridades regionales, de bloquear los proyectos de inversión.

Anuncios