La Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) afirmó que el crecimiento de 5.7 por ciento previsto para Perú en el presente año es elevado y se basaría en su mayor parte en la evolución de la demanda interna, dentro de ella la inversión, tanto pública como privada.

El oficial de la División de Desarrollo Económico de la Cepal, Jurgen Weller, recordó que el crecimiento previsto para Perú este año es el mayor de Sudamérica y el tercero de la región, detrás de Panamá y Haití.

Destacó que hay países como Perú que han desarrollado una política macroeconómica que contribuye a abrir un espacio fiscal en este momento por haber aplicado políticas contracíclicas durante la crisis global del 2008 – 2009.

Comentó que la aplicación del tercer plan de estímulo económico por parte del gobierno peruano, con recursos por casi 800 millones de dólares con medidas anticrisis que lleven a dinamizar el gasto fiscal, sirve como buena señal para las decisiones del sector privado sobre sus propias inversiones.

“Una combinación de estos dos tipos de inversiones (pública y privada) se convierte en un motor para la economía”, señaló el autor del Informe Macroeconómico para América Latina y el Caribe de la Cepal difundido a mediados de junio.

Resaltó que el gobierno peruano ha dado señales muy interesantes desde el año pasado sobre su manera de observar la evolución del contexto externo y el posible impacto en la economía peruana.

Perú lleva la delantera en la región en este sentido dado que este contexto de crisis en Europa se alargará hasta el 2013, manifestó.

“Es claro que Perú observa las señales, ajusta las medidas adecuadas y protege, de esta manera, a su economía”, declaró a la revista Contact de la Cámara de Comercio Americana del Perú (AmCham Perú).

Weller también manifestó que los conflictos sociales que afronta el país no tienen mucha influencia en el crecimiento de corto plazo.

Sin embargo, dijo que en la perspectiva de largo plazo es importante no tanto evitar el reclamo social sino entender que vivimos en sociedades humanas donde existen conflictos de interés, y hay problemas que difícilmente tendrán soluciones inmediatas.

“En esta realidad, son los canales institucionales legítimos y reconocidos por la población los que deben encontrar una solución a esos reclamos. Esta es una tarea de largo plazo para América Latina y el Caribe”, subrayó.

Asimismo, destacó que la atención se ha dirigido a Perú últimamente porque se ha dado el debate sobre cómo se puede beneficiar la población en su conjunto del crecimiento económico.

Explicó que hubo un momento en que la economía peruana crecía a tasas elevadísimas, pero había un gran descontento en una parte de la población que sentía que no se beneficiaba con este auge.

“Tiene que ver también con la cohesión social que puedan producir las instituciones en su perspectiva de alcanzar un desarrollo de todo el país”, consideró.

Señaló que los datos macroeconómicos de Perú son muy interesantes pero aún debe incidirse más en los programas sociales; y reconoció que lo que se está viendo ahora es fruto de los trabajos previos de otros gobiernos.

Asimismo, Weller opinó que es importante que haya existido una continuidad en muchas de las políticas que lleva adelante el gobierno actual.

Reconoció que el contexto externo y los conflictos sociales complican algo el cumplimiento del plan del actual gobierno, pero eso es lo normal para cualquier administración pública.

“Tenemos confianza en que el gobierno, en los próximos años, mostrará su habilidad en cualquier contexto no favorable, sea externo e interno”, aseguró.

Anuncios