El Congreso de Perú avanza con el tratamiento del proyecto de Ley de Promoción de la Banda Ancha y Construcción de la Red Dorsal Nacional de Fibra Óptica, que permitirá llevar el servicio de alta velocidad a gran parte del territorio nacional.

Presentado días a atrás por Raúl Pérez-Reyes, Viceministro de Comunicaciones, el proyecto ya recibió dictamen favorable en la Comisión de Transportes del Poder Legislativo, quedando de esta manera habilitado para su tratamiento y sanción en el recinto.

El proyecto prevé una inversión estimada de 420 millones dólares, aportados por la compañía que se imponga en la licitación pública que será abierta para concesionar la construcción y operación de la red y el servicio, y el Gobierno Federal, a través del Fondo de Inversión en Telecomunicaciones (Fitel).

El objetivo es ‘impulsar el desarrollo, utilización y masificación de la Banda Ancha (fija y móvil) en todo el territorio nacional, y la promoción del despliegue de infraestructura, servicios, contenidos, aplicaciones y habilidades digitales’.

Para ello, la Red Dorsal de Fibra Óptica deberá unir las 195 capitales de provincias en todo el país. De acuerdo al Ministerio de Transportes y Comunicaciones, actualmente son 142 las capitales de provincias que no tienen fibra óptica, lo que se traduce en que el 42% de la población no tiene acceso a ningún servicio de Internet.

Una vez que se logre unir a todas las capitales de provincia, el plan oficial es impulsar el desarrollo de redes secundarias que permitan unir a los distritos con estas capitales, para masificar el acceso a los servicios de banda ancha.

Además, la red de fibra óptica favorecerá la baja de los costos de las tarifas de acceso a Internet, de hasta podrán bajar hasta en 50% una vez que se culmine la construcción de la red dorsal de fibra óptica, afirmó la presidente del Consejo Directivo del Organismo Supervisor de Inversión Privada en Telecomunicaciones (Osiptel), Carolina Linares.

Una vez aprobada la Ley, el Gobierno y la Agencia de Promoción de la Inversión Privada (ProInversión) estiman que la obra podría concesionarse en el cuarto trimestre del año próximo.

Anuncios